Alicia de Schaerbeek

Santa Alicia de Schaerbeek
Schaerbeek Eglise Sainte-Alice 010.jpg
Nacimiento 1204
Schaerbeek, Bélgica
Fallecimiento 11 de junio de 1250
Venerada en Iglesia Católica
Iglesias Orientales
Canonización 1907 por el Papa Pío X
Festividad 11 de junio
Patronazgo De los ciegos y paralíticos.

Santa Alicia de Schaerbeek (Aleydis) (Sainte Alice en francés) (1204–1250) es una virgen y santa católica.

Alicia, después de una infancia frívola, fundó la Orden de Canónigos de Nuestra Señora, junto Pierre Fourier, para la enseñanza de niños pobres y chicas jóvenes.

Alicia nació en Schaerbeek, cerca de Bruselas. A los siete años y después de una infancia un poco agitada, entró en un convento cisterciense llamado Camera Sanctae Mariae, lugar donde permaneció hasta el final de sus días. La comunidad cisterciense fue la inspiración de su espíritu de humildad. De todas maneras, a edad temprana, contrajo la lepra y fue aislada. La enfermedad causó en Alicia intensos sufrimientos, y en ocasiones se quedó paralítica y ciega. Su gran consuelo vino en la recepción de la Sagrada Eucaristía, aunque no se le permitía beber de la copa por el peligro al contagio. Según la tradición, el Señor se le apareció para comunicarle que él estaba tanto en el cuerpo como en la sangre. Murió en 1250, donde fue conocida por sus visiones.

11-Santa Aleide di Schaerbeek-11

A los siete años de edad, la pequeña Alicia, o Aleydis, fue enviada a estudiar al convento cisterciense de Santa María La Chambre, o Camera Sanctae Mariae; y ahí permaneció el resto de su vida.

Al cumplir los veinte años de edad, Santa Alicia desarrolló lepra y fue aislada del resto de la comunidad. De este modo pasó a vivir como prisionera en su propio convento. No obstante, la espiritualidad con la que sobrellevó su enfermedad fue un ejemplo para todas sus compañeras.

En su aislamiento, Santa Alicia desarrolló una profunda devoción por la Eucaristía, aunque nunca pudo beber directamente del cáliz, por el temor a que toda la comunidad pudiera contagiarse de su mal.

Con el tiempo, en vez de mejorar empeoró. Primero perdió la vista, y luego poco a poco se fue quedando paralítica. Sin embargo, en la oscuridad se volvió visionaria, y de manera cada vez más frecuente se le veía arrebatada por éxtasis místicos.

Se dice que obtuvo el don de curar a los enfermos, aunque no le fue dada la capacidad de curarse a sí misma. El culto a Santa Alicia de Schaerbeek fue confirmado en 1907 por el papa Pío X.

sainta45

 

Martirologio Romano: En el monasterio de La Camabre, cerca de Bruselas, en Brabante, santa Alicia o Aleide, virgen, de la Orden Cisterciense, que a los veintidós años de edad enfermó de lepra y se vio obligada a vivir como reclusa. Hacia el final de su vida se vio privada de la vista, de modo que ni un solo miembro de su cuerpo estuviese sano, excepto su lengua para cantar las alabanzas de Dios.

About superocker

Me gusta el rock, el cine y las chicas
This entry was posted in Santas and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s