Nuestra Señora de Copacabana

Virgen de la Candelaria de Copacabana
Imagen Virgen de Copacabana
Imagen de la Virgen de la Candelaria, conducida a Copacabana por su escultor Francisco Tito Yupanki
Venerada en Iglesia Católica
Templo Basílica de Nuestra Señora de Copacabana en Copacabana (Bolivia)
Festividad 2 de febrero y 5 de agosto
Simbología La candela y la canasta con dos tórtolas
Patrona de De la Policía Nacional de Bolivia y “Reina de la Nación”
Fecha de la imagen 1583
Estilo Tallado

La Virgen de la Candelaria de Copacabana, Nuestra Señora de Copacabana o Virgen de Copacabana, es una de las advocaciones más antiguas de la Virgen María en América, venerada en Copacabana, Departamento de La Paz, Bolivia.

Su fiesta se celebra el 2 de febrero y también el 5 de agosto. Fue coronada y declarada “Reina de la Nación” en 1925.

El culto a la Virgen de Copacabana se inició en 1583 en el pueblo de Copacabana, a más de 3.800 metros sobre el nivel del mar, y a 139 km de la ciudad de La Paz, y recostado sobre una colina, donde la península de Copacabana se adentra en el lago Titicaca, lugar que corresponde a Bolivia, acercándose a las islas del Sol y de la Luna, antiguos lugares sagrados para los aymaras e incas.

Su veneración se extiendió desde sus inicios a diversas países de América, como Argentina, Brasil, Colombia y Perú; y también a países de Europa, como España. Asimismo, varios lugares llevan el nombre de Copacabana en Argentina, Brasil y Colombia.

Historia

Durante la colonia Copacabana, que era parte del Collao o Provincia de Chucuito, fue evangelizado y catequizado por los padres dominicos desde 1539 hasta 1574. Con este propósito establecieron una doctrina en Copacabana y en los otros pueblos vecinos como Pomata, Chucuito, Acora, Ilavi, Juli, Zepita y Yunguyo.1 Los dominicos, aparte de propagar la fe cristiana católica, como orden mariana, propagaron también una profunda devoción a la Virgen María en toda esta región. Además de propagar el rezo del Rosario, cabe recordar que los dominicos eran desde 1530 los custodios de uno de los santuarios marianos más importantes de España, el Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria de las Islas Canarias.2

En el pueblo de Copacabana, alrededor de 1580 sus habitantes vivían divididos en dos grupos, los Anansayas y los Urinsayas. A pesar de haber recibido la fe cristiana, vivían apegados a su religión primigenia. Las malas cosechas y otras desventuras los obligaron a pensar en atraerse los favores del cielo y resolvieron los Anansayas erigir una cofradía y ponerla bajo la advocación de la Virgen de la Candelaria. Mientras que los Urinsayas se opusieron alegando que ellos tenían pensado dedicarla a San Sebastián, pero al final no se hizo nada.

Estatua del escultor Tito Yupanki.

Un hombre llamado Tito Yupanki, descendiente del inca Wayna Qhapak, no abandonó la idea y concibió el proyecto de labrar una imagen de la Vírgen pensando que una vez hecha y trasladada al pueblo sería más fácil establecer la cofradía propuesta. Este escultor aficionado, ayudado por su hermano Felipe, trabajó la imagen de la Vírgen en arcilla, de una vara de alto, por los resultados, esta imagen debió representar la buena voluntad alejada de las gracias naturales de María. Fue colocada a un lado del altar por el Padre Antonio de Almedia, que hacía de párroco. Al dejar Copacabana don Antonio, se hizo cargo de Copacabana el predicador bachiller don Antonio Montoro, quien al ver esa imagen desgarbada, tosca y sin proporciones, mandó sacarla del altar y llevarla con el desaire a un rincón de la sacristía.

Humillado Francisco Tito por este contratiempo y aconsejado por los suyos, marchó a Potosí, que contaba con destacados maestros en escultura de imágenes sagradas. Llegó a adquirir en el taller del Maestro Diego Ortiz, cierto dominio en la escultura y en el tallado de la madera. Con esos conocimientos se resolvió trabajar la imagen definitiva de la Candelaria. Buscó por todas las iglesias de Potosí una imagen de la Virgen que pudiera servirle de modelo, encontrando en el Convento de Santo Domingo a la Virgen del Rosario. Se fijó en ella con suma atención para grabarla en su mente y antes de comenzar su trabajo, hizo celebrar una misa en honor de la Santísima Trinidad, para obtener sobre su obra la bendición divina.

Los Urinsayas, en principio, admitieron fundar la cofradía, pero no aceptaron la efigie labrada por Yupanqui, por lo que éste empezó a buscar comprador. En La Paz, la imagen llegó a manos del cura de Copacabana quien decidió llevar la imagen al pueblo. El 2 de febrero de 1583, la imagen de María, llegó a la población de Copacabana, lo que hace de este santuario mariano uno de los más antiguos de América, junto al santuario de Guadalupe en México. Todo el pueblo salió gozoso a recibirla y con gran alegría la condujeron a la Iglesia donde se celebró una misa en su honor y se entronizó la imagen de la Virgen.

Descripción de la Imagen

El cuerpo de la imagen está tallado en madera de maguey y esta totalmente laminado en oro fino y en sus ropajes se reproducen los colores y las vestiduras propias de una princesa inca. Su forma original esta permanentemente cubierta por lujosos mantos y trajes superpuestos a la talla, luciendo además una larga peluca de pelo natural. La imagen, que mide un poco más de cuatro pies, sostiene a un niño de manera muy peculiar, como si estuviera a punto de caerse. En su mano derecha sostiene un canastillo y un bastón de mando, regalo y recuerdo de la visita que en 1669 le hizo el Virrey del Perú.

La imagen original nunca sale de su santuario, para las procesiones se utiliza una réplica de la misma. Es típico del santuario, que los que visitan salgan de él caminando hacia atrás, con la intención de no darle la espalda a su querida Madre cuya fiesta se celebra el 2 de febrero, día de la Purificación de María o fiesta de la Virgen de la Candelaria, pero, también se celebra el 5 de agosto, con liturgia propia y gran celebración popular.

Construcción del Templo Mayor

Desde un principio la imagen cobró fama de ser milagrosa, lo cual se extendió por toda la comarca, el Virreinato y el continente entero. Los padres Agustinos construyeron la primera capilla Mayor, entre los años 1614 y 1618. El Virrey de Lima, Conde de Lemos, apoyó moral y económicamente la construcción de la Basílica desde 1668 y asistió a la inauguración de la misma en el año 1678.

En la actualidad la Basílica data del año 1805 y la imagen fue coronada durante el pontificado del Papa Pío XI en 1925, con el paso del tiempo los fieles donaron, para adorno de la imagen, gran cantidad de valiosas joyas y el templo se llenó de regalos y tesoros. Cuando se independizó Bolivia en el año 1825, existía un ascendiente y permanente presencia de la Virgen de Copacabana en la fe de todo el pueblo.

En 1826 el Presidente de la República de Bolivia, el Mariscal Antonio José de Sucre, expropió todas las joyas coloniales del tesoro del Santuario de la Virgen para fundirlas en las primeras monedas de oro y plata de Bolivia.

Coronación de la Virgen de Copacabana.

Distinciones

  • El 1 de agosto de 1925, año del primer centenario de la Independencia de Bolivia, en ocasión de la celebración del Primer Congreso Eucarístico Nacional, la Vírgen de Copacabana fue coronada como Reina de la Nación por el Breve Apostólico de Pío XI de 29 de julio de 1925.
  • El 2 de diciembre de 1954, la Policía Nacional de Bolivia la proclamó “Patrona del Cuerpo Nacional de la Policia” y le concedió el grado de “Generala”.
  • En 1969 la Fuerza Naval Boliviana le confirió el grado de “Almirante”.

Devoción en otros países

  • Argentina

Buenos Aires. Aproximadamente desde 1972, la colectividad boliviana en la Argentina, estimada en más de un millón y que gran parte de ellos viven entre la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires,3 celebra la Fiesta de la Virgen de Copacabana en Buenos Aires, que convoca a más de 50 mil personas.4

La celebración se realiza el segundo y tercer domingo de octubre, en el Barrio General San Martín, más conocido como Barrio Charrúa. La primera fecha indicada, luego de la celebración de la misa de fiesta, se realiza la procesión de la imagen de la Virgen de Copacabana por algunas calles de la zona, seguido de los grupos folclóricos de danzas; la segunda fecha se realiza propiamente la demostración de los danzas propias de Bolivia, como se hacen en las entradas típicas en las fiestas en Bolivia.5

Copacabana. En la localidad de Copacabana de la Provincia de Catamarca, también se celebra su fiesta.

Copacabana. En la localidad de Copacabana de la Provincia de Córdoba se celebra su fiesta el 2 de febrero.

Luján. Desde el año 1956 se realiza cada primer domingo de agosto una peregrinación a la Basílica de Nuestra Señora de Luján, donde se celebra una misa de fiesta en honor a la Virgen de Copacabana. Y también se celebra una misa los primeros domingos de Febrero, Mayo y Noviembre en el camarín de la Virgen.

Punta Corral. Según los datos históricos la Virgen de Copacabana se apareció a un pastor en julio de 1835. Cada año, desde varios lugares, sus devotos realizan una multitudinaria peregrinación el día Lunes Santo hasta Punta Corral.6 Luego retornan hacia Tumbaya y Tilcara, en la Provincia de Jujuy, transportando dos imágenes de la Virgen de Copacabana, para después continuar con la fiesta el Sábado de Gloria. Posteriormente, el día 17 de julio se lo devuelven las imágenes a la capilla de Punta Corral.7

  • Brasil

En Brasil su culto se inició cuando la virgen se apareció, según una leyenda, a un joven pescador en una playa. En el Brasil existen dos sitios que llevan el nombre de Copacabana, uno en Río de Janeiro y otro en Uberlandia (Minas Gerais).

Río de Janeiro. El siglo XVII en el antiguo barrio Sacopenapã, se levantó una capilla en honor a la Virgen de Copacabana, donde se entronizó una réplica llevada desde Copacabana. La imagen terminó por dar nombre a la famosa playa de Copacabana y al barrio de Copacabana.

  • Colombia

La Tasajera. En Colombia se inició el culto a nuestra Señora de Copacabana en La Tasajera en 1702, actual Copacabana, departamento de Antioquia.8

  • España

Rubielos Altos. Hacia mediados del siglo XVII alguien llevó una imagen de la Virgen de Copacabana hasta la población de Rubielos Altos, Provincia de Cuenca, desde entonces la devoción a esta advocación se extendió y actualmente es la patrona de esta población.9

  • Perú

Lima. En la ciudad de Lima la devoción a la Virgen de Copacabana se estableció desde fines del siglo XVI, cuenta con una iglesia dedicada en su honor, el Santuario Arquidiocesano de Nuestra Señora de Copacabana

Venezuela

Guarenas. En la ciudad de Guarenas se le conoce como la Santísima Virgen de Copacabana de Guarenas y es conciderada la patrona de dicha ciudad.

Breve Historia de la Virgen de Copacabana Patrona de Guarenas

Virgen de Copacabana
Virgen de Copacabana.

En el expediente de erección de lo que hoy es Guarenas aparece escrito Copacagán, posteriormente se queda Copacabana, aunque en realidad el nombre exacto de la Virgen era COPACAGUANAS la cual es un derivado del pueblo donde se inició esta devoción.

Comienza la advocación a la Virgen en un poblado de la ciudad de la Paz, hoy Bolivia; que tenía el mismo nombre de COPACAGUANA, que en lenguaje indio quéchua significaba “miradero de la piedra sagrada”, luego se transmite a toda América y llega a Venezuela. Este nombre transmutado luego en COPACABANA, toma puesto de honor entre los títulos marianos, con que la devoción popular, rinde homenaje a Nuestra Señora.

Virgen de Copacabana

La historia de Nuestra Señora de Copacabana, es un admirable relato de fe, ingenua y sencilla de ardiente firmeza, como para levantar montañas; y está en la persona de un indígena llamado Francisco Yupanqui, cuyo anhelo fue hacer con sus propias manos una imagen de la celestial Señora, a fin de propagar su culto en sus demás hermanos de raza, y después de varios intentos, y con la fe de siempre, Yupanqui lo logra ayudado de otras personas, y la Virgen que ya tomaba forma definitiva aparece como la Patrona de ese pueblo indígena perdido en las altas cumbres andinas. De allí vino a Venezuela una copia de la imagen y fue colocada en la primitiva Ermita de San Pablo, según algunos historiadores; para luego entre los objetos litúrgicos que los encomenderos debieron suplir para la Iglesia recién fundado Guarenas.

Al principio fue un montaje de un pequeño cuadro, para luego ser sustituido por una imagen de madera de cedro, en cuyo pie esta grabada la fecha de 1826; dicha imagen representa a la Madre de Dios, en pie, con las manos cruzadas sobre el pecho. Los tintes de la madera se han ennegrecido al correr de los tiempos, y las facciones, tanto de la cara como de las manos, son de color oscuro, su altura de 16 centímetros descansa sobre una peaña de madera que tiene forma de florero y que mide 11 centímetros en su mayor anchura.

La virgen de Copacabana está colocada en un maravilloso trono de bronce en la pared de fondo del presbiterio del altar mayor, en la Catedral de Guarenas. Este trono es obra originalísima y de auténtico arte del escultor Corrado Vigni, hoy difunto, que fue catedrático de la academia de Bellas Artes de Florencia.

Desde su origen, la Santísima Virgen de Copacabana, anduvo en procesiones. Se podría decir que es una virgen peregrina, que desea fundar en los corazones de sus fieles, una fe firme hacia su Hijo.

La Madre de Copacabana siempre estará a nuestro lado. Seamos constantes y nunca perdamos la fe, en su Hijo Jesús.

Catedral de Guarenas
Catedral Ntra. Sra. de Copacabana,
Guarenas – Estado Portuguesa-Venezuela

Oracion

Su Fiesta Patronal en Venezuela es el 21 de Noviembre.

Querida Madre, Nuestra Señora Copacabana,
tú que nos amas y nos guías todos los días;
tú que eres la más bella de las Madres
a quien amo con todo mi corazón,
te pido una vez más que me
ayudes a alcanzar una gracia.

Sé que me ayudarás y sé que siempre
me acompañarás hasta la hora de mi muerte.

Amén.

Himno a la Virgen de Copacabana
Autor: Pedro Elías Gutiérrez

Tu eres la Madre que alienta
a toda la especie humana
¡Salve a ti! Copacabana
Toda esperanza y amor, amor.

Si tu grey está sedienta
te invoca y baja del cielo,
la lluvia que es en el suelo
providente al labrador
¡Salve, Salve!

Dan por ti frutos las ramas
visten de flores los prados
y se pueblan los arados
y de pomposa, oro y flama.

Tus solícitos ciudadanos
dan al campesino alas,
calor y vida en las llamas
y lumbre para el altar.

Virgen de Copacabana

Virgen de Copacabana

About superocker

Me gusta el rock, el cine y las chicas
This entry was posted in Advocaciones marianas and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s