San Cipriano “El Hechicero”

Cipriano y Justina
Kiprian and justina.JPG
Cipriano y Justina, icono de Bulgaria.
Mártires
Nacimiento Siglo III
Fallecimiento 26 de septiembre de 304
Nicomedia, Bitinia, Asia Menor, Imperio romano
Venerado en Iglesia católica romana, Iglesia ortodoxa, Umbanda
Festividad 26 de septiembre

San Cipriano de  Antioquía tambien conocido como San Cipriano “El Hechicero”

Este santo que vivió en el S. III D.C. (no tiene nada que ver con San Cipriano, Obispo de Cartago, con el que a menudo es confundido). El relato de la vida de San Cipriano más conocida (aunque ya hay citas en el s. IX) es la recogida en las diversas obras publicadas con el título de Flos Sanctorum (entre ellas la del padre jesuita Pedro de Ribadeneyra editada en Madrid 1599-1601). Según estos relatos, San Cipriano nació en Antioquía, entre Siria e Arabia; sus padres, idólatras y poseedores de grandes riquezas, lo destinaron, por sus cualidades, al culto de los falsos dioses. Fue hombre de gran cultura, viajó mucho (por Grecia, Egipto, la India y Caldea) y llegó a ser un profundo conocedor de las artes mágicas. A los treinta años se convierte al cristianismo, gracias a la predicación de Antipo, Obispo de Antioquía y por culpa de un episodio que le ocurrió: un joven llamado Aglaide se enamora de Justina y la pide en casamiento, que ella rechaza por estar consagrada a Jesucristo. Aglaide recurre a Cipriano para que Justina se rinda a sus deseos, lo que intenta con todas las artimañas posibles, sin resultado. Entonces Cipriano invoca a Lucifer para que le diga por qué son inútiles todos los sortilegios que hace a Justina, y Lucifer le responde que el Dios de los cristianos es el señor de todo lo creado, estando él también sujeto a su poder, de forma que no podía hacer nada contra quien hiciese el signo de la Cruz.
Entonces San Cipriano renegó de él y se convirtió al cristianismo, abandonando la práctica de la magia, no sin antes, según la tradición popular, recoger en un libro todos sus conocimientos mágicos. Posteriormente Cipriano y Justina llevaron una vida de oración y predicación del cristianismo, hasta que el juez Eutolmo los mandó al suplicio metiéndolos en tinas de pez ardiendo, de las que salieron ilesos. Ante semejante milagro, Atanasio, gran sacerdote pagano y discípulo anterior de Cipriano, creyendo que era un truco, se arrojó al tonel, y murió quemado en el acto.
Cipriano y Justina fallecieron decapitados el 26 de Septiembre en los márgenes del río Gallo en la ciudad de Antioquia y sus restos fueron repartidos entre Roma (iglesia de San Juan de Letrán), Toulouse, y la catedral de León.
La fama de San Cipriano como mágico se extendió por toda la cristiandad y pasó posteriormente a la memoria popular, poniéndolo al mismo nivel que otros famosos magos de la Antigüedad, como Simón el Mago o Salomón, a los que también se les atribuye la autoría de numerosos libros mágicos.
Para darnos cuenta de la popularidad del santo y la vigencia de su leyenda, que fue transmitida de forma popular durante siglos hasta hace muy pocos años, basta con mencionar que circularon pliegos de cordel con su vida en verso.
A San Cipriano, además, se le hizo patrón de las artes mágicas, de los hechiceros y de las brujas, y su nombre estuvo vinculado a numerosas prácticas mágicas, tanto conjuros como oraciones, como atestigua la famosa Oración de San Cipriano, y que vale para protegerse de maleficios de cualquier tipo.

Oraciónes

Oración eficaz y potente contra todo tipo de hechizos,el mismo San Cipriano la compuso antes de su martirio

Señor,apiadaos de mi.Jesucristo,apiadaos de mi. Senor oidme.
Dios Padre que estais en los cielos.Dios Hijo,Redentor del mundo;Dios Espiritu Santo apiadaos de mi.Santa Trinidad,apiadaos de mi.Todos los santos Angeles y Arcangeles rogad por mi.San Sebastián,San Cosme y San Damián.San Roque,Santa Lucia y San Lorenzo,rogad por mi.
Todos los Santos sacerdotes,Levitas,Anacoretas,Virgenes,Viudas,Sant- os y Santas,interceded por mi.
De todo mal,libradme Señor.
De todo pecado,libradme Señor.
De vuestra ira,libradme Señor.
De muerte repentina,libradme Señor.
De los lazos del mal,libradme Señor.
De la ira,odio y mala voluntad;libradme Señor.
Angeles de Dios,oidme,sin vosotros mi corazón pierde toda su fuerza.
Sean llenos de confusión los que atentan contra mi.
Ea,ea¡ van gritando-
ya caeras en nuestros lazos,te seguiremos los pasos,
y en ellos tropezarás.
Pero los que Vos amais,Señor,os honran noche y dia y por eso con alegria,invocan a su Libertador.
Huid amigos de mi desgracia, en mi Dios he encontrado gracia,huid. Que estos enemigos sean confundidos y alejados,Señor. Que vengan truenos y tempestades de mala influencia,para que se alejen de mi presencia.
Sean inutiles Señor, de mis enemigos sus pasos.
Librame de sus asechanzas y sus males,Señor.
Concedeme este gracia,oid mi súplica y que el grito de mi corazón llegue hasta Vos

Oracion a San Cipriano

m

Bendito San Cipriano intercede por mi ante Dios para que me haga más llevadero el calvario que sufro con temor (decir problema u obstáculo) Tú que viviste la angustia de la injusticia de este mundo lleno de avaricia, el odio de los necios que a todos tratan con desprecio, la burla de los soberbios que ufanos se creen amos, y de si mismos son esclavos, y Tú a cambio solo les respondiste con perdón y Amor a Dios nuestro Señor, por Tu Santo nombre, San Cipriano pon por mi tu mano,y humilde te pido AYUDÁME en mi desconsuelo no me dejes caer al suelo, levanta mi rezo a los cielos para poder ofrecerlo a Dios , Amén

About superocker

Me gusta el rock, el cine y las chicas
This entry was posted in Mártires, Santos and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s