San Sebastián

San Sebastián
Marco Palmezzano - Saint Sebastian.jpg
Martirio de San Sebastián de Marco Palmezzano, Budapest
Nacimiento 256
Narbona
Fallecimiento 288
Roma
Venerado en Iglesia Católica y Ortodoxa
Festividad 20 de enero (Iglesia Católica),
18 de diciembre ( Iglesia Ortodoxa)
Atributos Flechas
Patronazgo Soldados, plagas, flechas, atletas.

San Sebastián fue soldado del ejército romano y del emperador Diocleciano, quien -desconociendo que era cristiano- llegó a nombrarlo jefe de la primera cohorte de la guardia pretoriana imperial.

Vida y leyenda

Nació en Narbona (Francia) en el año 256, pero se educó en Milán. Cumplía con la disciplina militar, pero no participaba en los sacrificios paganos por considerarlos idolatría. Como cristiano, ejercitaba el apostolado entre sus compañeros, visitando y alentando a otros cristianos encarcelados por causa de su religión. Acabó por ser descubierto y denunciado al emperador Maximiano (colega de Diocleciano), quien lo obligó a escoger entre poder ser soldado o seguir a Jesucristo.

El santo escogió seguir a Cristo. Decepcionado, el emperador le amenazó de muerte, pero Sebastián se mantuvo firme en su fe. Enfurecido, le condenó a morir asaeteado. Los soldados del emperador lo llevaron al estadio, lo desnudaron, lo ataron a un poste, y lanzaron sobre él una lluvia de saetas, dándolo por muerto. Sin embargo, sus amigos se acercaron y, al verlo todavía con vida, lo llevaron a casa de una noble cristiana romana llamada Irene (esposa de Cástulo, que lo mantuvo escondido y le curó las heridas hasta que quedó restablecido.

Sus amigos le aconsejaron que se ausentara de Roma, pero Sebastián se negó rotundamente. Se presentó ante el emperador, quien, desconcertado, lo daba por muerto, y le reprochó enérgicamente su conducta por perseguir a los cristianos. Maximiano mandó que lo azotaran hasta morir, y los soldados cumplieron esta vez sin errores la misión, tirando su cuerpo en un lodazal. Los cristianos lo recogieron y lo enterraron en la Vía Apia, en la célebre catacumba que lleva el nombre de San Sebastián. Murió en el año 288.

Culto

El culto a San Sebastián es muy antiguo; es invocado contra la peste y contra los enemigos de la religión, y además es llamado “el Apolo cristiano” ya que es uno de los santos más reproducidos por el arte en general. Su fiesta se celebra el 20 de enero y ha estado siempre unida a la de San Fabián, en la festividad de los Santos Mártires.

Representaciones

En las representaciones del primer milenio viste la clámide militar como correspondía a su cargo, y siempre imberbe. Durante el gótico, le vemos con armadura de mallas a la moda de la época, pero pronto aparece con el rico traje de los nobles palatinos de entonces y generalmente con barba. Desde ese momento es mucho más frecuente representarlo desnudo en el momento de ser asaeteado. El atributo antiguo es la corona de flores en la mano. El atributo personal, desde la Edad Media, es una saeta y el arco entre sus manos. Desde el siglo XV los artistas han preferido presentarlo desnudo, joven e imberbe, con las manos atadas al tronco de un árbol que tiene detrás y ofreciendo su torso a las saetas del verdugo. Muchos artistas lo han representado; entre ellos cabe destacar la escultura de Alonso Berruguete conservada en el Museo Nacional de Escultura de Valladolid y la pintura de El Greco El martirio de san Sebastián, una de las obras más realistas de este pintor, que se encuentra en el Museo catedralicio de Palencia.

Veneración por la comunidad

El santo se ha convertido en un icono de la comunidad LGBT y un número importante de católicos lo reivindican como santo patrón e intercesor, aunque no tiene un patronazgo oficial reconocido por la Iglesia. El motivo es, simplemente, la representación habitual del santo como joven desnudo en el momento del martirio, que ha hecho de algunas de estas representaciones motivo recurrente de la iconografía. Igualmente, el nombre Sebastián ha sido usado por algunos autores literarios para personajes , connotando esta relación: en Brideshead revisited de Evelyn Waugh, o Suddenly last summer de Tennessee Williams. El papel de protector contra las epidemias ha hecho que esta comunidad también lo considere protector contra el SIDA.

Himno a San Sebastián

Gloria a tí San Sebastián poderoso

gran atleta sin par de Señor

de Diriamba sus hijos con gozo

te proclaman su fiel protector.

Gloria honor, este pueblo de aclama su

patrono y seguir siempre fiel

tu Diriamba promete y proclama,

tus pisadas seguir y tu ley.

Oración a San Sebastián

Querido Gran Soldado de la corte del emperador romano, que elegiste ser también soldado de Cristo, que te atrevistes a predicar la fe junto con los primeros cristianos en el imperio de los reyes, por lo cuál el emperador te condenó a morir.   No obstante, tu cuerpo atlético probó ser más fuerte que las flechas que te perforaron.   Por lo que tus enemigos tuvieron que utilizar otros medios para que así tu dieras tu vida por Nuestro Señor.   Gran Soldado pide para que los habitantes de Diriamba y de toda Nicaragua siempre sean fuertes en la fe como tu claramente fuisteis. Amén.

Clic aquí para leer el ensayo La Fiesta de San Sebastián en Diriamba

Signo y Flor de nuestra raza

About superocker

Me gusta el rock, el cine y las chicas
This entry was posted in Mártires, Santos and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s